Temporada 2011
Espectáculos Líricos
Conciertos de Cámara
La Poesía en la Musica
Coral Ensamble
Cursos y Seminarios
Óperas
Sinfónico Corales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORFEO Y EURÍDICE de C. Gluck
(Versión francesa de 1774)

FUNCIONES
Domingos 5, 12, 19 y 26 de Septiembre. 18 hs.
TEATRO DEL GLOBO, M.T. de Alvear 1155. Capital Federal

Entradas en Boletería de $ 20.- a $ 80.- Todos los Viernes y Sábados de 15 a 21 hs.
Informes y Reservas: 4304-2613/8834 | ciclos@ensamblelirico.com.ar |

Ver imágenes y video de la ópera
........................................................................................................................

Se recupera un espacio teatral para la ópera de cámara

El Ensamble Lírico Orquestal presentará todos los Domingos de Septiembre a las 18 hs. en el Teatro del Globo, M. T. de Alvear 1155, Capital Federal, la versión francesa de 1774 de la Ópera “Orfeo y Eurídice” de Christoph W. Gluck, compuesta especialmente para que un tenor cante el rol de Orfeo.
Esta versión, que tendrá sobretitulado en español, fue estrenada en Argentina por el Ensamble Lírico Orquestal en el Teatro Avenida en el año 2006. En esta segunda oportunidad, sobre la misma idea de Puesta en Escena de Marga Niec, Yamil Ostrovsky en la Dirección Escénica y Gustavo Codina en la Dirección Musical, junto a jóvenes cantantes, el Coral Ensamble y la Orquesta del Ensamble Lírico Orquestal, recrearán esta historia de amor universal que cambió la historia de la ópera.
Afortunadamente, se volverá a tener la oportunidad de apreciar la magia sonora que nos ofrece el Teatro del Globo, donde las voces y los instrumentos de la orquesta se unen en un espacio acústico ideal para recrear la ópera de cámara en la Ciudad de Buenos Aires.

ELENCO
ORFEO, Sebastián Russo y Lucas Werenkraut
EURÍDICE, Mariana Mederos y Andrea Maragno
AMOR, Damián Ramírez

Idea de Puesta en Escena, Marga Niec
Dirección Escénica, Yamil Ostrovsky
Dirección Musical, Gustavo Codina
Coral Ensamble y Orquesta de la Asociación “Ensamble Lírico Orquestal”

Pianistas preparadores, Jorge Ugartamendía y Guillermo Salgado
Maestros Internos, Andrea García, Carolina Aguirre y Clarisa Falcone
Espacio Escénico, Víctor de Pilla
Realización de Escenografía, Esteban Siderakis
Montaje Escenográfico, Cristóbal Varela Salas
Diseño de Iluminación, Oscar Bonardi
Supervisación de Vestuario, Teresa Cucchi
Asistente de Vestuario, Mercedes Avemaría

........................................................................................................................

Acerca de la Puesta en Escena de esta Versión Francesa de Orfeo y Eurídice Por Marga Niec.
Gluck, precursor del clasicismo en el mundo de la ópera, luchó apasionadamente con la forma barroca vigente en su época –principalmente italiana-, donde dominaba la melodía y el “bel canto” sin importar si el sentido, sentimiento o lógica de un argumento tenía alguna relación con la música. El conjunto era meramente superficial y, a veces, grotesco. Esta lucha representa la reforma de esta modalidad artística de la misma manera que cien años antes lo hizo Monteverdi y un siglo después lo haría Wagner.
Gluck se centraba en la “esencia” del hombre, en los profundos conflictos que tiene consigo mismo. En sus escritos, recalcaba: “Busco reducir la música a su verdadera función: acompañar la poesía para fortalecer la expresión de los sentimientos auténticos, en lugar de intrigas insignificantes. Lograr la sencillez del argumento; evitar las confusiones producidas por figuras secundarias y las acciones paralelas con diferentes desarrollos. Descubrir la poesía verdadera y el canto como expresión del alma, en lugar del virtuosismo superficial.”
La versión original escrita en italiano fue estrenada en Viena, en 1762. Pero, percibiendo que su propuesta no fue entendida, Gluck reescribió su ópera para la corte de Francia en 1774. Uno de los principales cambios fue encomendar la parte de Orfeo a un tenor en lugar de una contralto para lograr así más verosimilitud. Además, eliminó definitivamente el recitativo “secco” (clave), realizó un reordenamiento de los números musicales, su extensión e instrumentación, y convirtió a este Orfeo en una tragedia lírica donde las partes orquestales conforman acciones corporales que refuerzan la acción cantada.
Teniendo esto en mente, a medida que profundizaba mi estudio de la partitura, mi visión de una puesta se hacía cada vez más minimalista, al mismo tiempo que el rigor mitológico se desvanecía ante el final feliz de la trama donde Eurídice resucitaba por segunda vez. Entonces, dejaba de ver columnas griegas, bosques celestiales, infiernos, purgatorios y bailes cortesanos. Y había también otro factor: la inclusión tangente del personaje “Amor”, que se convierte en esa fuerza que guía a Orfeo en la búsqueda de la resurrección de Eurídice, transponiendo sombras, tinieblas, espectros, bucólicos sosiegos, hasta hacerlo salir triunfante de este laberinto de escenas.